Por el simple hecho de que no se le ve el cáncer, Anabel “N” fue separada de su cargo en el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Tlaxcala (TSJE) por órdenes de Georgette Alejandra Pointelin González secretaria ejecutiva del Consejo de la Judicatura y no obstante de haber sufrido violencia de generó, le retuvieron pagos y prestaciones que por Ley le correspondían.

Entrevistada al respecto y luego de la ferrea lucha que mantiene Anabel “N” contra los dos tipos de cáncer terminal que padece desde el 2016, en el Poder Judicial no le creyeron y la han dejado a su suerte a pesar de la grave situación por la que atraviesa.

Agregó que después de haber sido discriminada por Pointelin; “le respondí que había llevado mis estudios médicos y un resumen clínico de lo que tenía y me dijo que no, que quien tenía que dictaminar era el médico del tribunal y lo mando llamar y me pidieron todo mi expediente y me dijo a partir de este momento se le cancela el pago y los medicamentos que me dan”.

Anabel recordó que despues de nueve años que lleva laborando en el TSJE, fue hasta el mes de diciembre del 2017 cuando estuvo en activo ya que en esa fecha tuvo que pedir permiso debido a su estado de salud que no era óptimo y como si no fuera suficiente su esposo padece insuficiencia renal; “fue cuando me empecé a sentir más mal y solicite un permiso con goce de sueldo porque era imposible cuidar a chucho (su esposo que padece de insuficiencia renal crónica y lo tenían que hemodializar tres veces a la semana).

“Me dieron el permiso con goce de sueldo incluso tengo comprobantes y resulta que ahora en diciembre del 2018 voy a firmar para recibir mis prestaciones y la nueva secretaria ejecutiva del consejo de la judicatura la Lic. Georgette Alejandra Pointelin González me dijo con formas muy groseras que yo no me veía con cáncer, que no tenía cáncer que no entendía porque no iba a trabajar”.

Ademas de haber entregado el expediente completo que comprueban el cáncer de mama con metástasis osea fase 6 en etapa terminal que le impide laborar por la gravedad del caso; “ni así realizaron ni el pago de mis bonos de diciembre…ni siquiera mi liquidación por lo menos”.

Por lo anterior, la ex empleada del TSJE refirió que; “…me atreví a acercarme a la consejera contra violencia de género porque nuestra situación -sin victimizarse- ya es complicada, aveces la mayoría de los días es tan cansado levantarse, los dolores son grandes, tomo morfina, mi vida ha cambiado mucho”.

A pesar de la adversidad; “…lucho mucho por seguir adelante pero si me hace falta el dinero para ir a México…La ley marca que quien te contrata debe darte los servicios de salud, sin embargo yo no hice como otras compañeras que promueven amparos para que les cubra enfermedades u operaciones no quería más problemas…por lo menos que haya conciencia de que el cáncer no se ve, sino que dia a día se vive y no todos los días son iguales”.

Derivado de lo anterior, Anabel “N” adelantó que buscará ayuda de otras entidades como la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) y a las autoridades que sea necesario, por la evidente discriminación que es objeto a pesar de la gravedad de su caso.

Asimismo lamentó que en el TSJE donde se procura justicia, sea en ese ente de Gobierno donde Héctor Maldonado Bonilla presidente del Poder Judicial en el Estado permita que sean pisoteados los derechos de los trabajadores cuyo delito fue padecer una enfermedad terminal ya que a la fecha no ha querido escuchar a quien fuera su empleada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí