El enfoque de la reforma al Código Penal Federal fue pro víctima, sostuvo el legislador federal.

Al reconocer la importancia de generar condiciones suficientes de seguridad en favor del pueblo de México, el senador de Morena, Joel Molina Ramírez, destacó la reforma al Código Penal Federal para garantizar la legítima defensa en beneficio de las personas que son víctimas de la delincuencia en sus propios hogares.

Recordó que la atención de la inseguridad es uno de los temas prioritarios para la ciudadanía, por lo que la nueva legislación penal federal permite que, en caso de asalto o robo con violencia dentro de un domicilio particular, la víctima pueda hacer frente a su agresor sin que las consecuencias de esto impliquen la comisión de un delito.

“Con la figura de la legítima defensa, una persona puede defenderse al amparo de la ley ante la irrupción de maleantes a su casa, y se les quita a estos intrusos elementos jurídicos que antes les servían para revertir a su favor la situación en caso de ser agredidos”, dijo.

Joel Molina explicó que el enfoque de la reforma fue pro víctima, y su objeto fue fortalecer la legítima defensa en el Código Penal Federal, para que los habitantes de una casa puedan repeler la agresión, de cualquier manera y bajo cualquier circunstancia, utilizando los mecanismos o los elementos que tenga a la mano.

“El paso siguiente será ahora garantizar la legítima defensa en negocios o automóviles propiedad de las personas, a efecto de ampliar sus garantías frente a la inseguridad”, abundó.

Deja un comentario
- Publicidad -