Con aval de la alcaldesa de Tlaxco operan bares pese a que contagios de Covid-19 se podrían disparar por su negligencia.

Vecinos del municipio de Tlaxco lamentaron que la Ayuntamiento no pueda poner orden ya que en los días más susceptibles de contagio por Covid-19 la comuna ya autorizó la reapertura de comercios no esenciales como el caso de un bar ubicado en pleno centro de ese municipio.

En redes sociales fue donde se difundió que en el pico de la pandemia fue anunciada la reapertura del Bar Ole, evento programado el pasado fin de semana.

Según asistentes, no se respetaron los protocolos de seguridad como la sana distancia, protección adecuada para los asistentes como uso obligatorio de cubre bocas y gel antibacterial entre otras medidas obligatorias ya que gozan de la amistad de la alcaldesa Gardenia Hernández Rodríguez.

Como muestra de que el propietario de apellido Morales goza de total impunidad de la también presidenta de los municipios por la salud a nivel nacional, el referido bar se encuentra ubicado en la calle 16 de septiembre justo a una cuadra de la Presidencia Municipal para que nadie le moleste.

Por lo anterior, vecinos de la zona exigieron a la alcaldesa y también aspirante a la diputación local informe cuales fueron los criterios para reaperturar el bar en plena contingencia ya que en ese municipio los casos de contagios por Covid-19 se han disparado de manera alarmante.

Al corte que emitió la SESA la mañana del martes, el municipio ya registraba 34 casos de Covid-19 de manera oficial, sin considerar los decesos que se han presentado por esa emergencia sanitaria.

Deja un comentario
- Publicidad -