Las más de 30 faltas de la comisionada del IAIP Marlene Alonso Meneses, retrasan y violan los Derechos Humanos de los tlaxcaltecas. 

No se Usted, pero se supone que la función más importante de un órgano garante de derechos humanos, es que las personas tengan la seguridad que sus Derechos establecidos en la Constitución serán respetados por todas las autoridades.

Sin embargo, existe una servidora público que lo anterior poco le importa, se trata de Marlene Alonso Meneses, la comisionada que buscó defender lo indefendible, su Presidencia <<usurpada al estilo de Victoriano Huerta>> -dicho por ella- por dos sujetos a los que quiso que los destituyeran a través de una vinculación a proceso y meterlos a la cárcel y buscó por todos los medios legales que tuvo a su alcance quitarse de encima del consejo General del IAIP Tlaxcala a sus homólogos, Consejo General que maneja como si fuera un órgano unitario.

Mire Usted, que a la fecha el órgano garante de la opacidad antes de la transparencia y defensor de los derechos personales se encuentra en la crisis más grave y duradera que ha tenido el IAIP desde su creación en el año 2008 -en ese entonces CAIPTLAX-, no ha podido llevar a cabo su actividad de forma efectiva.

De acuerdo al último resolutivo por parte del Tribunal Colegiado del octavo circuito, se le confirmó a Alonso Meneses -comisionada inconforme- la negativa de la suspensión de forma definitiva, y a pesar de ello la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado continúa entregándole recurso público cada mes.

Y es que a decir de los comisionados Francisco José Morones Servin y José David Cabrera Canales, este último presidente por decisión del Pleno, -órgano constitucional autónomo-, los dos comisionados han llevado a cabo 27 sesiones ordinarias, 4 sesiones extraordinarias y han aprobado 127 acuerdos (información que aparece en la cuenta de Twitter del IaipTlaxcala).

Ante ese escenario sobresalen algunas dudas de que si: ¿Estás sesiones son válidas? ¿Los Sujetos Obligados, están atendiendo lo que se resuelve en las sesiones?

Las respuestas a estas dos interrogantes son afirmativas, sí son válidas y aquí explicó porque.

Hasta este momento y de acuerdo a resolutivos judiciales tanto locales como Federales, no ha cambiado la decisión que el Pleno tomó en la sesión de fecha 16 de febrero de 2018, decisión que fue relevar de la Presidencia a Marlene Alonso Meneses, de acuerdo a la Ley de Transparencia local.

En ese entendido, para que las sesiones sean válidas deberán acudir la mayoría de los integrantes del Consejo General e invariablemente el Presidente, así que sí dos de tres es mayoría y si Cabrera es el Presidente, se entiende que las 31 sesiones convocadas por el presidente legítimo son válidas y se cumplen los dos requisitos anteriores.

Respecto a la segunda interrogante, de acuerdo a los vídeos de las sesiones que se pueden visualizar en la página de Facebook del IAIP, se aprecia que hay cumplimiento de los Sujetos Obligados, a las resoluciones que están emitiendo dos de los tres comisionados que integran el Pleno del Instituto autónomo.

Por lo anterior, se concluye, que la comisionada Marlene Alonso Meneses, independientemente de su lucha por <<su Presidencia>> en lo que se resuelve su amparo, debería presentarse a las sesiones, ya que al no hacerlo, no sólo incumple con las función para la que fue designada por los diputados, sino que está afectando a las personas que acuden al Instituto de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales para buscar que sus derechos humanos sean garantizados por quien tiene esa obligación constitucional.

Solo por citar un ejemplo en ese rubro, sobresale la denuncia que interpuso el Corporativo ELVAN S.A. de C.V. por encubrir la grave corrupción que impera en la Universidad Politécnica de Tlaxcala (UPT), lo que provocó que Alonso Meneses fuera denunciada en el Poder Legislativo mediante uno de los tres que obran en su contra.

En ese sentido, habría que hacer una revisión del grave rezago que tiene la ponencia a cargo de Alonso Meneses, ya que lleva más de seis meses sin sesionar y por lo tanto, sin presentar proyectos para su aprobación por el Pleno.

Ante ese escenario, valdría la pena preguntar a las personas afectadas.

¿Qué opinan del actuar de la comisionada?, quien además de incumplir con su función principal compra sábanas y corbatas con el presupuesto de una institución pública, recursos públicos que por cierto son manejados por el tío de la comisionada con el aval del Congreso local y de la Secretaría de Planeación y Finanzas.

También habría que preguntar a los diputados, ¿Que han hecho y que piensan hacer? ante tanta irregularidad, en un ente creado para hacer visibles los actos de corrupción para que de esta forma prevenirla y combatirla o seguirán cruzados de brazos.

Asimismo, habría que preguntarle a Marlene Alonso Meneses, ¿Sí valió la pena luchar por una Presidencia, que no tuvo la experiencia y el pulso político para desempeñar? y con esa lucha perder lo más por lo menos, generando esa afectación que no se ve pero que existe y que es el grave daño al pueblo.

Y ya para cerrar este espacio, vale la pena resaltar la postura que en días pasados emitió el PRI, instituto político que está decepcionado de haberla llevado a ese encargo, al grado que la desconocieron como Presidenta del IAIP tal y como lo hizo el INAI en su pasada sesión nacional del Sistema Nacional de Transparencia (SNT) y quedaron sin efecto las observaciones que Alonso Meneses emitió en contra de su ex partido.

Por cierto, derivado de los problemas que privan en el IAIP, para la edición del premio estatal de periodismo que anualmente participaba ese órgano defensor de la transparencia, para este 2019 ya no fue tomado en cuenta.

Al margen…

Lamento que sean las amenazas, la intimidación, así como la censura periodística, el arma principal de algunos representantes populares, sindicales y hasta funcionarios, en lugar de privilegiar el diálogo.

Reitero mi postura de proceder legalmente en contra del dirigente sindical de la sección 31 del SNTE en Tlaxcala Demetrio Rivas Corona quien a través de terceros pretendieron mediante amenazas frenar el trabajo periodístico de este servidor.

Que lamentable que la UPET -a la que pertenezco hasta el día de hoy- solo sirva para organizar eventos sociales y corridas de toros, en lugar de defender a sus representados. En fin, ya se veía venir después de la reelección.

Deja un comentario
- Publicidad -