Banner FeriaEmpleo

Periodistas facciosos incomodan al Presidente del TSJE quien es conocedor de la verdad absoluta

0

Ahora resulta que quienes ejercemos el periodismo somos los culpables de haber difundido el jugoso salario de 205 mil 576 pesos que percibirá el Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) Héctor Maldonado Bonilla durante el presente año, y aunque fue una irresponsabilidad del Congreso del Estado y de la Secretaría de Finanzas los periodistas salimos raspados como ya se les ha hecho costumbre.

Me queda claro que en la entrevista colectiva que sostuvo con varios compañeros el pasado martes en la capital del Estado, el abogado dejó entrever que los tlaxcaltecas somos espantados, ya que en su modesto salario es de los más bajos en el país por lo que casos como Michoacán, Zacatecas y Guanajuato donde sus homólogos ganan entre 300 a 600 mil pesos nadie dice nada.

Sin embargo, no entiendo porque enojó al Presidente del TSJE que sus emolumentos fueran publicados y ahora sea más fácil acusar que el manejo de la información sea “irresponsable y faccioso” porque fue desnudado en sus excesos.

Lo más grave aún, es que mediante declaraciones temerarias ponga en tela de juicio el trabajo periodístico; “…que se hagan señalamientos de ese tipo me parece que inclusive hasta con cierto grado de irresponsabilidad hasta para que en determinado caso se lleven acciones que tengan que ver con la reparación del daño moral porque no somos cuidadosos”.

Si bien es cierto que la información que se difunde debe ser sustentada, me queda claro que Héctor Maldonado Bonilla le dio una interpretación errónea a la información, cuando realmente fue el Congreso del Estado el que ordenó con sus errores la publicación en el periódico oficial tal como él jurista lo corroboró; “…el origen de esa información, es un dato erróneo que se encuentra publicado en el Presupuesto de egresos del 2019 como uno de tantos errores que tiene la publicación”.

En ese orden de ideas, coincido con el Magistrado Presidente en que deben ser los Legisladores quienes deban de enmendar sus tonterías y no así los reporteros.

Así que para quitar cualquier duda al respecto, le agarro la palabra a Héctor Maldonado como lo sostuvo en entrevista, para que transparente sus salarios y conocer realmente cuanto le cuesta al pueblo de Tlaxcala mantener a los integrantes del Poder Judicial.

Lo que no comparto, es que los trabajadores de los medios de comunicación siempre seamos los malos de la película por difundir los excesos de nuestros funcionarios o representantes populares, y a ellos les sea más fácil tacharnos de facciosos, mentirosos y mediocres y todo lo que se les ocurra, a pesar de que la misma información fue retomada del decreto que publicó el Poder Legislativo.

En lo subsecuente, los sitios oficiales que manejan las entidades ya no serán fuentes confiables de información por lo que en el caso del Poder Judicial, deberá uno preguntarle al “Gran” Presidente de ese poder, para que en ese orden de ideas tenga uno “la verdad absoluta”.

lo cierto es que gracias a que Héctor Maldonado Bonilla dio la nota a nivel nacional por ser el funcionario en el Estado de Tlaxcala que más cobraría, solo hay que esperar para ver si el Congreso o la SEFIN se animan a corregir los errores en el Presupuesto de Egresos del 2019.

Nueva Ley Mordaza en el Congreso

Y en eso de los sueldos, resulta muy grave que en otro de los poderes, -el Legislativo para ser precisos- haya sido impuesta la Ley mordaza por los promotores de la cuarta transformación al auto censurarse por los honerosos salarios que ya empezaron a cobrar, de ahí que ya acordaron no dar entrevistas al respecto. Que bueno que son los defensores del no mentir, no robar y no traicionar.

Mientras, ya pasaron casi seis meses que llevan en esa representación y sin duda, sus nombres quedaran inscritos con letras pero no de oro, sino de odio y repudio por haber violado la máxima que los llevo a ese lugar.

Me queda claro que ignoran lo que hace el Presidente López Obrador todas las mañanas, quien su primera actividad del día sea ofrecer una conferencia de prensa para responder todas y cada una de las preguntas de los comunicadores.

Por eso insisto, en que no es lo mismo andar inflando juegos infantiles que en atender las necesidades en materia de comunicación, ¿oh no?.

Comentarios
Loading...